Laura López

Terapia de Pareja

 

 

Laura López

Parejas LGTB

Laura López

Psicoanalista

¿Cuando consultar?

                                                      ¿CUÁLES  SON  LOS  MOTIVOS  MÁS  FRECUENTES  DE CONSULTA?

  Aunque cada vez acuden más personas para establecer un marco donde poder hablar libremente, preguntar sus dudas, sus preocupaciones, ciertas fantasías acerca del futuro y de su relación, los motivos más frecuentes son:                                
Infidelidad:  terceras personas, a veces uso de pornografía a escondidas que producen un malestar en la pareja, uso de redes sociales, chats donde se acusa de infidelidad al otro/a...
Celos: hay celos que pueden alcanzar el grado de delirantes. Somos especialistas en terapia de pareja en Málaga, también trabajamos online.
Aburrimiento y monotonía en la relación. El deseo se puede reactivar.                                            
Crisis. Hay momentos, etapas, en el desarrollo de una relación que requieren de renovar pactos y formas de pensar que antes funcionaban pero ahora no.

  Estamos en continua transformación y, a veces, no se tienen en cuenta los aspectos personales y  deseos. Parece que todo se convierte en una renuncia que conlleva a grandes insatisfacciones y reproches. Le ayudaremos a producir ese puente de palabras para su acercamiento.                           


  Problemas con las familias politicas. Le ayudaremos a atenuar los roces y a producir su verdadera familia.                                           

   Desenamoramiento, falta de deseo:  El amor y el deseo son un trabajo a realizar. Detrás de la frase “ya no siento nada, no estoy enamorado/a” hay otras cuestiones que no se ven y que han llevado a producir ese sentimiento. Hay formas de pensar que llevan a trabajar para la no relación. En la terapia hay una reactivación, una nueva forma de encontrarse.
Problemas sexuales: impotencia o disfunción eréctil, eyaculacion precoz, vaginismo, frigidez, anorgasmia, falta de deseo, problemas de identidad sexual, de incompatibilidad sexual con la pareja, por cuestiones morales, de frecuencia e intensidad, etc.